5to. Encuentro Nacional de Comuner@s

Documento Base V Encuentro Nacional de Comuneros y Comuneras

Red Nacional de Comuneras y Comuneros

Introducción

La Red Nacional de Comuneras y Comuneros nace en marzo de 2009, como producto de la inquietud revolucionaria de un grupo de compañeras y compañeros que, vinculados a las organizaciones territoriales y a su promoción, nos planteamos, en primer lugar, la necesidad de romper con la dispersión de los trabajadores, vistos inicialmente desde el territorio, pero también desde lo sectorial, en la fábrica, y en segundo término, avanzar en  la gigantesca tarea de la construcción de la sociedad socialista desde la organización comunitaria. Viejo debate de la izquierda: los Gobiernos Locales.

Hugo Chávez nos decía y repetía con frecuencia, arengándonos, que había que planificar lo político, para darle mayor factibilidad al nacimiento de una idea a la cual había llegado su hora. Para subvertir, cual maldición de Sísifo, aquel precepto gramsciano que nos orienta, sobre “algo que debía morir y algo que debía nacer”, refiriéndose al viejo Estado Capitalista dominante que debía morir, y el Estado de Transición de los Trabajadores que debía nacer: El Estado Socialista.

La primera tarea de la sociedad de los trabajadores unidos, rumbo a la sociedad sin clases, es construir una poderosa organización de la clase trabajadora para:

  1. Derrotar a la burguesía en todos los campos que esta lo plantease.
  2. Vencer la superestructura ideológica de la dominación y el metabolismo del capital.
  3. Desarrollar la democracia revolucionaria, participativa y protagónica, desde todos los ámbitos de la vida cotidiana, vale decir, en lo político, social y económico.

En ese sentido, claros y conscientes de nuestro compromiso revolucionario, aprobamos en el IV Encuentro Nacional Comunero en Carora 2011, ratificado en el 1er Congreso Nacional Comunero en Macanillas 2012, avanzar en la construcción del Consejo Nacional Comunero, como propuesta que abra posibilidades ciertas al nacimiento vigoroso del Estado Socialista Comunal, considerando para ello el camino que nos planteó el Comandante Supremo Hugo Chávez, de transitar en paz el largo y duro camino de la construcción socialista en Venezuela, con la mirada puesta en la Patria Grande que vislumbró El Libertador Simón Bolívar.

¡A esta propuesta política central le falta algo! La necesaria participación de los trabajadores conscientes, comprometidos y organizados desde lo sectorial. ¿De qué estamos hablando? De los Consejos Socialistas de Trabajadores, con la cual se pretende construir la democracia revolucionaria en la fábrica, en los espacios del trabajo, hoy bajo las formas explotadoras de organización del capitalismo, la alienante división social y técnica del trabajo.

Ambos planteamientos, los trabajadores organizados desde lo territorial y desde lo sectorial, nos van configurando una República de Consejos, cuyo diseño y desarrollo concreto es bastante difícil y complejo, lleno de riesgos, marchas y contramarchas, como nos alertaba Argimiro Gabaldón y su práctica revolucionaria desde la serranía donde confluyen Lara, Portuguesa y Trujillo. Construirlo desde y con el pueblo trabajador, como sujeto protagónico, desarrollando a plenitud la democracia revolucionaria, el gobierno del pueblo. Integrando en un todo las competencias ejecutivas, legislativas, electorales, de control y judiciales, que hoy “implementa” el estado burgués para sojuzgar al pueblo trabajador y explotarlo “legalmente”. En esta nueva organización política del pueblo estas competencias se ejercerían para el vivir viviendo, para alcanzar con Bolívar la “mayor suma de felicidad de posible, la mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”

Hay quienes defienden una tesis que apuesta al desarrollo inicial de un Capitalismo de Estado, desde donde un Gobierno Popular se va apropiando de los bienes necesarios para la producción, y va socializando progresivamente estos al pueblo, en la medida que este, el pueblo, va adquiriendo la organización, capacidades y liderazgos que la sociedad capitalista excluyente y alienante les negó.

Otros apuestan a que un Gobierno Popular socialice de una vez y de manera acelerada los bienes necesarios para la producción, con lo cual ese gobierno tendría una efímera duración, imponiéndose la necesidad de construir aceleradamente el Nuevo Estado Socialista.

Evidentemente no hay receta, tampoco es a lo Eudomar Santos. Hay que conocer a profundidad el monstro capitalista para derrotarlo y construir el socialismo comunal.

Debemos planificar al mayor detalle posible la construcción y desarrollo pleno de la Sociedad Socialista; mediante un proceso popular constituyente de carácter permanente; con la democracia revolucionaria como elemento central en la construcción de una sociedad de y para todos los trabajadores; con la formación liberadora para el desarrollo del hombre y la mujer nueva, el sujeto social e histórico de cambio desde el compromiso individual y en colectivo; con el uso empeñoso de la planificación participativa para que las ideas y proyectos sean “colectivas” por buenas o malas que sean o parezcan; con un sistema de vocerías y decisiones de carácter participativo y protagónico; con un sistema de distribución de excedentes de la producción para satisfacer las necesidades del pueblo trabajador que las genera, para la satisfacción de necesidades de la gente y no de las necesidades del mercado, por mas “comunitario” que parezca; con desarrollos tecnológicos de respeto profundo a lo que nos enseña nuestra gran diversidad biológica y climática; avanzando firme y progresivamente en el rompimiento de la división del trabajo mediante la formación revolucionaria liberadora y rotación de funciones; comprendiendo que para construir la sociedad de todos, todos debemos trabajar individual y colectivamente; el trabajo libre y asociado, donde tiene cabida el trabajo individual pero se privilegie lo colectivo; con planificación nacional partiendo desde la planificación local comunal; con pensamiento nacional estratégico que parte del pensamiento comunal territorial o sectorial y además, desarrollar un poderoso sistema de seguridad y defensa integral del pueblo de amenazas de cualquier tipo, naturales, sociales, políticas y hasta militares.

A la competencia oponer el apoyo mutuo y el trabajo colectivo. Al egoísmo oponer la solidaridad colectiva. A la riña oponer el acuerdo y el consenso. Con crítica y autocrítica revolucionaria. Con conciencia del compromiso revolucionario y el reconocimiento que debemos desmontar el aparato ideológico explotador y alienante, en el hogar, en la comunidad, en la fábrica, en nuestra mente.

Para todo ello decidimos avanzar en la siguiente propuesta:

El Consejo Nacional Comunero

Propuesta central de la RNC para el pueblo trabajador comunalizado

 

Esta propuesta de organización política nacional, construida con rigurosidad y conciencia colectiva militante, para avanzar a la sociedad sin clases debe cumplir con los principios arriba expuestos, con un sistema de vocerías y decisiones desde la comunidad hasta lo nacional, que desarrolle la gestión de la economía de transición al socialismo, que subvierta la actual “división política territorial” y se organice para construir el socialismo desde las comunas territoriales y sectoriales.

 

En este sentido debemos desarrollar procesos medulares en seis consejos, que nos ubiquen en la perspectiva integral e integradora de lo cotidiano, para desde ahí desarrollar el Plan de la Patria que nos legó el Comandante Eterno Hugo Chávez.

 

Estos son el Consejo Nacional de Organización Política, el Consejo Nacional de Formación Comunal, el Consejo Nacional de Economía Productiva Socialista, El Consejo Nacional de Comunicación Comunal, el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa Integral y el Consejo Nacional de Jóvenes.

 

En la perspectiva estratégica, los mismos deben desarrollarse desde las comunas hasta lo nacional (por ahora). Con un nivel regional, de acuerdo a nuestra realidad social, política, histórica y fisiográfica y entre ellos, niveles de agregación que se identifiquen y construyan, hoy llamados ejes territoriales, corredores territoriales, ciudades comunales, entre otros, que nos permita mirarnos de acuerdo a nuestros intereses más legítimos, y no desde la perspectiva impuesta por la actual División Política Territorial, segmentadora de la realidad.

 

En la perspectiva táctica, debemos desarrollar los Consejos Estadales, con la actual División Política Territorial, pero conscientes de lo estratégico, conscientes de lo provisional de ello, para desde ahí construir los Consejos Regionales y los Sistemas de Agregación que las organización de los comuneros identifique y apruebe en colectivo, sin dejar de mirar el proyecto nacional del Consejo Nacional Comunero, como elemento para la construcción, junto a los Consejos Sectoriales de Trabajadores (Consejos Socialistas de Trabajadores o Comunas Sectoriales) del Nuevo Estado Socialista Comunal.

 

El Consejo Nacional de Organización Política, así como sus expresiones desarrolladas a partir de las comunas y los sistemas de agregación, deben organizar todo este proceso de construcción del Estado Socialista Comunal, sus funciones, el sistema de vocerías desde las comunas hasta lo nacional, la elección de estos de manera realmente democrática, el sistema de decisiones. La identificación, debate, aprobación nacional y desarrollo de los mecanismos de gestión de todo lo concerniente a la vida comunal.

El Consejo Nacional de Formación Comunal, así como sus expresiones desarrolladas a partir de las comunas y los sistemas de agregación, deben organizar una propuesta formadora para el trabajo, la libertad, el desarrollo pleno del ser y el género, la felicidad, las artes, la búsqueda permanente de lo legítimo, la protección de la naturaleza para esta y las futuras generaciones, la investigación para resolver los problemas que nos plantea el vivir bien y en colectivo, para el desarrollo pleno individual y colectivo, para el cambio y crecimiento espiritual, para lo local y nacional en armonía, para los valores del socialismo, para la inconformidad, para la autocrítica, para la verdad colectiva, para la democracia revolucionaria.

El Consejo Nacional de Economía Productiva Socialista, así como sus expresiones desarrolladas a partir de las comunas y los sistemas de agregación, deben organizar un sistema de Producción y Distribución de Bienes y Servicios para la satisfacción de las necesidades del pueblo trabajador, del pueblo que los produce, bajo gestión protagónica comunera, con especial atención a la producción agrícola de alimentos sanos, libres de venenos, que atienda el reciclaje de desechos orgánicos, metales, plásticos, madera, cartón y papel, entre otros, que desarrolle mecanismos de intercambio socialistas, bajo la premisa socialista “de cada quien según sus capacidades, a cada quien según su trabajo”, promoviendo así la cultura del trabajo, con la excepción de la población con necesidades especiales, cuya atención debe ser preferencial.

El Consejo Nacional de Comunicación Comunal, así como sus expresiones desarrolladas a partir de las comunas y los sistemas de agregación, deben organizar un sistema que nos permita convocarnos para la unidad, para la solidaridad y el apoyo mutuo, para el encuentro y el acuerdo, para el consenso, para socializar lo que hacemos e interesa, para democratizar el conocimiento y la vida, para integrar lo que el capitalismo dividió, incluso para descolonizar nuestras mentes.

El Consejo Nacional de Seguridad y Defensa Integral, así como sus expresiones desarrolladas a partir de las comunas y los sistemas de agregación, deben organizar un sistema para la protección de la vida, de la comunidad, de la comuna, del pueblo trabajador, desde lo político, social, cultural, ambiental y militar

El Consejo Nacional de Jóvenes, así como sus expresiones desarrolladas a partir de las comunas y los sistemas de agregación, deben organizar a la juventud para el reto que deben enfrentar, para el socialismo, para la organización, para la nobleza, para lo importante, para lo estratégico, para el largo plazo, para lo sublime, para gobernar, para el relevo.

¿Cómo se constituye el Consejo Nacional Comunero?

Está conformado por todas las comunas de la Red Nacional de Comuneros y Comuneras  a nivel nacional, a su vez, por todas las comunas y movimientos sociopolíticos que voluntariamente deciden en su seno participar de manera orgánica en el CNC.

Se plantea que cada comuna se organice (además de los comités) en  los seis consejos y que designe por elecciones o por consenso a dos voceros o voceras por cada uno de esos consejos, por lo cual, cada comuna tendría 12 vocer@s. El carácter de los dos voceros no se corresponde con la visión burguesa de un principal y un suplente, se refiere a la complementariedad, por lo cual sugerimos, que se considere la equidad de género.

Asimismo, se deben constituir transitoriamente, los consejos estadales comuneros, que son una instancia de agregación que permite articular e integrar a todas las comunas de ese espacio, en el entendido que estamos llamados a trascender esa instancia estadal, creando progresivamente nueva geometría del poder desde el proceso popular constituyente, configurada por el espacio regional. Sin embargo, comprendemos que debemos seguir debatiendo los espacios de agregación.

El consejo estadal  comunero debe reunirse antes de la celebración del V Encuentro y designar su vocería que serian igualmente 12 comuneros/as definidos, tratando de que la participación exprese la diversidad, el perfil del vocero/a y por su puesto su compromiso con la construcción del estado socialista comunal. Los 12 comuneros/as de cada estado se constituyen en la vocería del CNC.

Los Movimientos Sociopolíticos sectoriales, como los consejos socialistas de trabajadores, sistema de trueke, movimiento ecologista, entre otros, se incorporan con dos (2) voceros/as cada uno, al consejo de organización política.

Asimismo, son miembros del CNC los compañeros y compañeras de la Red que conforman la Coordinación Política Nacional.

En síntesis, la conformación del Consejo Nacional Comunero contempla:

1.       Vocería Orgánica de cada Consejo Estadal Comunero

2.       Vocería de Movimientos Sociales hermanos

3.       Vocería de los Consejos Socialistas de Trabajadores

4.       Coordinación Política Nacional de la Red Nacional de Comuner@s

 

Inscripciones realizarlas a través de http://tinyurl.com/comuneros Contacto: 0416/5392252 Nelson Ures.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Enlases Importantes

Recibe Twitter de Maduro
Recibe Twitter de Maduro
relojes web gratis

RNC

Atenea Jimenez

Telefono: 04168175037

------------------------

William Gudiño

Telefono: 04267066327

------------------------

RNC-Falcon

Edgar Olived

Telefono: 04161149514

------------------------

Wilmen Valles

Telefono: 04268013030

------------------------

Castor Nuñez

Telefono: 04146072919

------------------------

Rodolfo Peñaloza

Telefono: 04266114980

------------------------

Contenidos a:

redcomunerosfalcon@gmail.com

Flash Informativo a:

Twitter:@ComunerosFalcon